trabajar como freelance

Trabajar como Freelance

Transformate en una agencia. Todo lo que necesitas saber para trabajar como Freelance.

El diseño web puede ser un asunto complejo, sobre todo cuando estás haciendo tú sólo todo el trabajo: trabajar con clientes grandes y hacer que tu negocio siga adelante. ¿Cuál es la mejor forma de encarar un proyecto y hacer que tu negocio siga adelante?

Tenemos la suerte de trabajar en una industria donde los recursos parecen inagotables. Libros, revistas, artículos online disponibles listos para ofrecer pistas y consejos para trabajar en la web. No existe materia, diseño, desarrollo, administración de proyectos, freelancing, comunity management, seo /sem, eCommerce sobra la que no puedas encontrar conocimientos o recursos. Sin embargo, siempre he tenido problemas con muchos de estos recursos. No es que sean incorrectos, es que normalmente están tan centrados en agencias o estudios que gran parte del contenido es irrelevante para diseñadores es freelance cuyos clientes tienen un presupuesto que raramente puede estirarse para incluir una meticulosa investigación previa, varias opciones de diseño, testeo de usabilidad, etc.

No todo es un mundo ideal con proyectos ideales. La realidad es al trabajar como freelance, tenemos que acortar el presupuesto. Esto no es elección nuestra, pero normalmente nuestros proyectos tienen un menor alcance que los proyectos de una gran agencia. Incluso los diseñadores más famosos se enfrentan a los mismos problemas. Simplemente los proyectos creados por una sola persona toman una forma diferente a los creados por un equipo. Para lograr convertirte en un diseñador freelance tendrás que conocerte a ti mismo, trabajar duro, y ser capaz de cambiar rápidamente de tareas.

 

Haciendo las presentaciones

La mejor forma de conseguir buen trabajo es producir buen trabajo. Cuanto mejor sea tu trabajo, más gente querrá trabajar contigo.

Tanto si tienes que lanzarte a por tus clientes, hacer una búsqueda activa, o encontrar que tus clientes vienen a ti, la primera toma de contacto con tu potencialmente nuevo cliente debe de tener siempre cómo objetivo impresionarlo y hacerles sentir entusiasmados por trabajar contigo. Es todo personal branding, el cliente perfecto es alguien que quiere trabajar contigo porque han oído hablar de ti, quizás a través del boca a boca, o un link de una web que les ha gustado. Estar el primero en Google para “diseñador web” no lo es todo. Cuando un cliente trabaja con un diseñador freelance hay un elemento extra que está buscando: tu personalidad.

A diferencia de trabajar con una agencia, todo el proceso tiene que pasar por el diseñador freelance.  Esto tiene una gran ventaja para el cliente: tiene más acceso a información hacia su proyecto y una relación directa con la persona que se encarga de los pequeños detalles, pero también significa que el diseñador freelance necesita saber desenvolverse y comunicarse bien. Así que, mientras que es importante asegurar a tu cliente que eres un profesional, es igualmente importante ser amigable y abierto.  Muestra a tus clientes que estás dispuesto a hablar, que estás dispuesto a discutir sobre direcciones a tomar en el proyecto y que te gusta trabajar en su proyecto.

Una buena comunicación es realmente la llave para el éxito de un proyecto.

 

reunion - trabajar como freelance

 

Investigando

Al mismo tiempo, no olvides que tus clientes también deben impresionarte a ti. La investigación es una fase del proyecto que es fácil de ignorar, particularmente cuando trabajas sólo. Sin embargo, no lleva mucho tiempo y abre un amplio abanico de actividades previas al diseño.

Entrevista al cliente para ver si es un buen partido para ti, no del revés. Cada uno debe de valorar tu trabajo, averigua por qué te eligen.

En la mayoría de proyectos en los que he trabajado, el presupuesto y la fecha de entrega raramente permite investigar a la escala de una gran agencia, así que intento hacer tanto como sea posible en el menor tiempo posible. Esto significa echar un vistazo a los competidores de  tu cliente y ver que están haciendo bien y que están haciendo mal, y después desarrollar ideas sobre la marca de tu cliente. El diseño comunica. Antes de diseñar, trabajo para descubrir que tratas de comunicar y como quiero que el usuario conecte con el diseño. Después defino un modelo interactivo centrado en esa experiencia.

 

El presupuesto

He leído mucho sobre cómo debe escribirse el presupuesto (un presupuesto creativo, un presupuesto técnico, un presupuesto breve, etc.) pero para proyectos pequeños, no es realmente necesario. A veces lo único que necesitas es un email bien escrito que contenga los objetivos y previsiones y estén claramente definidos. Esencialmente, el presupuesto, las especificaciones, el contrato, es sólo un acuerdo entre tú y el cliente sobre lo que se necesita hacer, y la forma de cubrirte a ti o al cliente si uno de los dos lados se sale de lo pactado.

Por supuesto que un contrato formal es una buena idea, de hecho, hay muchos contratos online que te pueden servir de plantilla. Ten presente que al trabajar como freelance, si algo sale mal, vas a depender de tu contrato.

 

Estructura y navegación

Basándome en mi experiencia al trabajar como freelance, el área que provoca más confusión e indecisión en el cliente viene con la estructura del sitio, y como las páginas y secciones interactúan entre ellas. Algunas websites, incluso las más pequeñas, pueden resultar difíciles de planear cuando tienen muchas características. En estas situaciones, puede ayudar centrar al cliente en la navegación. Simplemente pregúntale cuáles serán los enlaces principales. Más adelante puedes discutir cual será la sub-navegación que aparecerá en varias páginas, y la estructura aparecerá por sí misma.

Es en este momento cuando tienes que empezar a pensar en sitemaps, si no lo has hecho todavía. Writemaps.com (de pago) provee un método simple e ideal para aplicaciones web, para aquellos clientes que no están acostumbrados a herramientas avanzadas como Microsoft Visio. O si quieres crear un sitemap clickable usando HTML5 y CSS3, prueba a usar SlickMapCSS de Austeo.

slickmapcss

 

 Usando Wireframes

A la hora de visualizar la estructura de una web, los sitemaps hacen un buen trabajo, pero a veces  para las interacciones más ingeniosas es necesario algo más. Por ejemplo, un formulario que refresca sus campos sin actualizar la web en el navegador, o esconde ciertos elementos dependiendo del usuario. No es necesario aburrir al cliente con el funcionamiento técnico, pero es importante hacerles pensar en diferentes procesos interactivos con los que se encontrarán los usuarios.

He descubierto que los clientes son más capaces de visualizar en estas detalladas interacciones cuando empiezan a verlas, incluso aunque sean unos wireframes. Si tu cliente está orientado más hacia lo visual entonces puede ser una buena idea enseñarle una herramienta como Balsamiq Mockups. Esta herramienta genera wireframes que parecen estéticamente dibujados a mano. Ya depende de ti dar rienda suelta a tu cliente con una herramienta como esta o no, puede liberarte de algo de carga de trabajo.

Una vez este decidida la posición aproximada de los elementos en la web en tus wireframes y firmada por el cliente, es el momento de la diversión: hacer una web estéticamente agradable a la vista que llame la atención. Y esto es lo que más tiempo lleva de todo el proyecto. Los usuarios tienen unos sentimientos según el color, textura y la atmósfera general transmitida.

Por esta razón es una buena idea separar el wireframe y la estética. Aunque ambos son partes de la fase del diseño, ambas necesitan la atención de tu cliente por separado. Podríamos decir que un wireframe les permite pensar sobre el marco desde un punto de vista interactivo, y la estética les permite concentrarse en la experiencia emocional.

 

Diseñando mercancías

Uno de los motivos de porque la parte de la estética es larga es porque es donde se toman decisiones muy detalladas, y es lógico mover el diseño varias veces entre el cliente y el diseñador, refinando el resultado en el proceso.

Cuantas variaciones del diseño muestras a tu cliente es una decisión importante, y aunque tus clientes a menudo querrán ver tantas variaciones como sea posible, como diseñador a veces es mejor mostrarles un único diseño, el que mejor se adapte a sus necesidades. Un diseñador centrado en hacer el mejor trabajo debe enseñar sólo su mejor diseño. 

Hay varias formas de presentar un boceto a tu cliente, evidentemente la mejor es la más avanzada (una maqueta HTML5), pero a veces establecer el diseño como fondo del <body> de una página web en blanco (respetando la proporción de altura y anchura, no deformes la imagen) y mostrarlo en un navegador también es buena idea. Primero, el cliente al ver el boceto en el navegador se puede hacer mejor idea de cómo se ve el diseño en varias resoluciones, y que partes de la pantalla se cubren por el navegador (algo que no se ve si mandas la imagen adjunta en un email).  Segundo, tiene más sentido para tus clientes ver el boceto en lo que va a ser su contexto final.  Les fuerza a pensar en el diseño como una website y no como una imagen estática.

Esta proceso de aprobación de boceto terminará cuando el cliente este lo suficientemente satisfecho como para empezar a construir la web. Actualmente, es mejor que no tomes todas las decisiones finales en la fase de Photoshop, y lo hagas en codificando sobre el navegador, donde elementos como la tipografía a veces no se aproximan a los resultados de Photoshop.

 

Revindica tus derechos

Al trabajar como freelance, cuando le das tu diseño a un cliente merece la pena recordar el nivel de copyright que les cedes. En mi contrato, mantengo los derechos de propiedad intelectual, el cliente sólo recibe una licencia de uso. ¿Qué pasaría si, por ejemplo, diseñaras una forma única de mostrar un formulario para un cliente? ¿Deberías poder seguir utilizándolo y seguir desarrollándolo? ¿O pertenece al cliente? Este tipo de preguntas es lo que necesitas tener claro para determinar qué derechos ofreces a tu cliente y cuales retienes.

Aunque el proceso de desarrollo puede ser a veces doloroso – piensa en el antiguo Internet Explorer (link para eliminarlo) – es una fase más directa del proceso creativo. Hay pocas decisiones que necesites tomar en este punto (siempre que le hayas dedicado suficiente tiempo y atención a las partes anteriores del proceso). Se trata de enviar dentro de la fecha prevista una versión que funcione del diseño que creaste en el boceto.

Puedes ganar algo de tiempo usando frameworks. Puedes usar también ciertos tipos de CMS (Content Management System), porque te provee de un esqueleto sobre el que construir tus proyectos. CMS como Wordpres o Joomla, son altamente adaptables y tienen una curva de aprendizaje corta.

 

networking - trabajar como freelance

Aprende a hacer Networking

Para desarrollar trabajo más complejo, donde necesitas conseguir algo fuera de tus conocimientos base, merece la pena traer ayuda extra. Cada vez trabajo más y más en equipos de trabajadores freelance que forman una red. A través de este trabajo en red, soy capaz de dedicarme a lo que realmente me gusta y soy bueno, y dejar las partes de trabajo donde soy menos habilidoso a colegas que son mejor haciendo sus partes del trabajo.

Una vez una website está activa y funcionando, es lógico pensar que el proyecto ha terminado, pero siempre hay más cosas que hacer. Si es posible, anima al cliente a participar en test de usabilidad, así comprobarás si se a aplicado la solución adecuada. Es difícil encontrar el tiempo y el presupuesto para hacer este trabajo adicional, pero puede hacerse de una forma barata y fácil, Paul Boag lo explica en este artículo.

Con las webs, tenemos libertad para modificar, pulir y perfeccionar. Siempre puedes revisitar un proyecto y, si el presupuesto del cliente lo permite, actualizarlo y mejorarlo.

La clave del éxito al trabajar como freelance es estar por delante, mantenerte actualizado con las últimas tecnologías, trabajar sólo en proyectos en los que creas completamente, nunca te vendas barato y continua sacando los proyectos en los que has estado empleando tu tiempo. Y lo más importante, ama lo que haces. 

Sí, tenemos que vigilar nuestros derechos, tener cuidado con el dinero, y atraer clientes. Pero al final para lo que estamos aquí es para usar nuestros conocimientos y nuestra creatividad. Para mantenerte feliz y satisfecho,  trabaja con clientes que te respeten y con marcas con las que quieras estar asociado.

 

 

 

Si te ha gustado, ¡compártelo!
Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn0Email this to someone